imagen principal

Los Viajes de Marco Polo

Diseñador: Simone Luciani, Daniele Tascini
Arte: Dennis Lohausen
Editorial: Hans im Glück
Año de publicación: 2015
Número de jugadores: 2 − 4
Duración: 40 − 100 minutes
Dependencia del idioma: Independiente

INTRODUCCIÓN

En Los Viajes de Marco Polo se nos invita a revivir el viaje que realizó Marco Polo de Venecia a Beijing entre 1771 y 1775. Durante nuestro viaje abriremos puestos comerciales, adquiriremos mercancías y cerraremos contratos para conseguir el bien más preciado en aquella época, los puntos de victoria.

Sus autores Simone Luciani y Daniele Tascini, regresan tras el éxito de su título Tzolk’in. Nos vuelven a presentar un euro de colocación de trabajadores, pero en este caso cambien las ruedas del Tzolk’in por dados.

COMPONENTES

Estamos ante un juego de Hans im Glück, esto es una garantía de calidad en cuanto a la producción se refiere. En este juego nos encontramos con cartón del grueso y madera en cantidad y de calidad.

El apartado gráfico corre a cargo de Dennis Lohausen. Realiza un trabajo impecable, el juego resulta realmente llamativo.

COMO SE JUEGA

Al comienzo de la partida se reparten unos objetivos secretos que nos darán una buena cantidad de puntos extra al final de la partida si visitamos determinadas localizaciones. Se reparten también unos personajes que nos darán una habilidad especial muy potente que marcará nuestra partida. Estos personajes nos permitirán cosas como empezar el viaje al revés, disponer de dos “marco polo” para viajar por el camino, decidir el valor de nuestros dados en lugar de lanzarlos, ahorrarte el gasto adicional de repetir una acción…

El juego consta de cinco rondas. Cada ronda cuentas con cinco dados para realizar tus acciones. No todas las acciones necesitan el mismo número de dados. A parte de estos cinco dados iniciales hay “dados negros” extra a disposición de todos los jugadores, pero deberás pagar por ellos. Si eres el primero en realizar una acción te saldrá gratis, pero si el espacio que deseas está ocupado tendrás que pagar dinero adicional en función del valor de tus dados.

Veamos en qué consisten las acciones disponibles.

Obtener recursos: Dependiendo del recurso que quieras obtener tendrás que gastar entre uno y tres dados, en función del valor de los dados te darán mayor o menor número de recursos.

Ganar dinero: Conseguirás cinco monedas a cambio de un único dado, rentable si eres el primero en colocar porque recuerda que para repetir una acción ya realizada deberás pagar penalización.

Firmar contratos: Para adquirir un contrato deberás gastar un dado, cuanto mayor sea su valor más contratos tendrás para elegir. Esta es la principal fuente de puntos del juego, estos contratos te permitirán cambiar recursos por puntos de victoria.

Viajar: Esta acción requiere dos dados, en función de su valor podrás avanzar un determinado número de casillas. En la ciudad que termines abrirás un puesto comercial. Los puestos comerciales nos aportan recursos extra al principio de ronda o un nuevo lugar al que mandar a nuestros dadotrabajadores. Además hay puntos extra si completas el camino o al colocar un determinado número de puestos comerciales.

Favor del Khan: A cambio de un dado te llevas dos camellos y otro recurso a tu elección.

CONCLUSIONES

Los Viajes de Marco Polo es un juego correcto con una producción impecable. Básicamente se trata del típico juego de colocación de trabajadores, pongo mi trabajador en un espacio y me da recursos para cambiar por puntos de victoria. La novedad es que en este juego se utilizan dadotrabajadores que amplían las opciones estratégicas al potenciar las acciones según el valor de los dados.

Está la parte “temática” del Viaje, pero al fin y al cabo esta parte consiste en meter un par de dadotrabajadores en un hueco del tablero para avanzar en el camino según su valor. Es verdad que el camino se bifurca, pero no te preocupes que para que no te pierdas ya te dan al principio de la partida unas ciudades que debes visitar para ganar un montón de puntos de victoria, no vaya a ser que tengas que tomar alguna decisión importante y te confundas.

La parte favorable es la producción. Tenemos cantidad de cartas de personaje, objetivos secretos o cartas de ciudad, que pretenden hacer el juego rejugable. Lo consiguen en parte, aunque me dan la sensación de dirigir en exceso la partida, vamos que te restan la opción de tomar las pocas decisiones importantes que tiene el juego.

En definitiva estamos hablando de un gran ejercicio de diseño, un trabajo muy profesional, pero que en mi caso no me produce sensaciones favorables, sencillamente me ha dejado frío.

Allaro

Sobre Allaro

Alberto Lara Romero Ha escrito 5 post en este blog.

6 pensamientos sobre “Los Viajes de Marco Polo”

  1. Juego bonito y con una interacción moderada con el tema de los dados.

    A mí sí que me gusta el tema de los objetivos y personajes que dirijan un poco tu partida, le dan un poco de misterio a saber quién tendrá los objetivos y quién no.

    Juego correcto, antes de la primera partida creí que sería muy similar a Bora Bora (lo cual tampoco sería malo), pero una vez jugado tiene su propia esencia :)

  2. Un gran juego, eso si, una explicacion algo tediosa por todas las acciones que tiene, y en una primera partida te sabe a poco porque andas un poco dando tumbos, ya en una segunda lo vas teniendo mas claro, y a la tercera yo creo que lo disfrutas mas.
    Allaro, tienes que echar mas partidas, asi te entraras un poco mas en calor… pero claro, si dejases esos trenes de lado un tiempo, lo miso disfrutabas mas de este tipo de jeugos… jajaja.
    Pero buena reseña, gran trabajo.
    Cuando quieras echamos una.

    1. Pues echamos las que tu quieras a ver si es verdad que termino de pillarle la gracia, a mi no me disgusta el juego, es sólo que no creo que esté a la altura del hype que se ha creado en torno a el.

  3. Pues lo probé ayer porque ya tenía yo curiosidad y no sé qué opinar.

    Según me lo estaban contando me estba pareciendo muy buen juego, pero al jugarlo la cosa dejó de parecerme tan interesante cómo se preveía. Creo que es un juego impecablemente realizado pero no terminé de verle la gracia.

    Los personajes molan, según me los explicaban no me lo podía creer que pudiera pasar eso en un euro, pero luego creo que condicionan demasiado la partida, lo cual no tiene por qué ser malo per sé.

    Creo que hice una mala elección del personaje para mi primera partida y quizás eso fue lo que me dejó tan malas sensaciones.

    Supongo que le daré otra oportunidad pero de momento tampoco las sensaciones son como para repetir.

  4. A mi me parece que cuanto más lo juegas más chicha le vas sacando.
    Además la cantidad de personajes y cartas que tiene hace que cada partida sea diferente.
    A eso le incluimos la grandisima producción de hace siempre Hans im Glück y tenemos un juego casi casi redondo.

Los comentarios están cerrados.