Destacada

A Study in Emerald

Autor: Martin Wallace
Arte: Anne Stokes
Editorial: Treefrog Games
Año de publicación: 2013
Número de jugadores: 2-5 (mentira, 5 o como mucho mucho 4)
Duración: 90 minutos
Tipo de juego: Deckbuilding / Mayorías / Roles ocultos / Semicooperativo
Curva de aprendizaje: Media/Alta
Dependencia del Idioma: Las cartas tienen texto
Rejugabilidad: Tendiente a infinito
Board Game Rank: 373

“(…)los Strand Players desean poner en su conocimiento que van a estar en el Royal Court Theatre, en Drury Lane, para una REPRESENTACIÓN POR TIEMPO LIMITADO durante el mes de abril, en la que se representarán: ¡Mi hermano gemelo Tom!, La más pequeña violetera y Llegan los Primigenios (esta última, una épica histórica de pompa y esplendor); ¡todas ellas obras de un solo acto! Ya pueden adquirirse las entradas en la taquilla”.

Antecedentes

A Study in Emerald es un juego que aparece en 2013 y que pasa desapercibido en sus primeros meses de vida. No ayuda que los últimos trabajos de Martin Wallace hubieran sido títulos como The Hobbit, Mundodisco, P.I., Doctor Who: The Card Game o Aeroplanes.

El juego no se veía mucho en tiendas, apenas había reseñas, se sabía que tenía un tablero “complicado” y poco más,… y de repente no se sabe muy bien cómo comienza un hype brutal.

12

En ese momento parece que la gente comienza a jugarlo y a gustar mucho, y a la vez las copias aparecen con cuentagotas en tiendas europeas y algo más en USA. Los precios comienzan a dispararse y ves copias en el BGG Market Place a más de 100€. Los más avezados lo compran en Funagain o Amazon USA e incluso directamente a Treefrog Games pagando barbaridades de gastos de envío. Y a partir de ahí todo el mundo quiere su copia y Martin Wallace no parece dispuesto a una reedición.

Al final, parece que toma el camino de en medio, como suele hacer siempre, y todo va a acabar con una versión light del juego. ¿Os suena Brass/Age of Industry o Age of Steam/Steam? Pues eso mismo parece.

De qué va

A Study in Emerald está basado en un relato de Neil Gaiman, conocido autor de The Sandman, basado a su vez en Estudio en Escarlata ( primera novela de Sherlock Holmes escrita por Arthur Conan Doyle) y los mitos de Cthulhu de H.P. Lovecraft.

8

El juego, como el relato, muestra un mundo victoriano de finales del XIX gobernado por  primigenios desde hace siglos y en el que ahora, con el uso de la dinamita, un grupo de personas cree que es el momento de cambiar el equilibrio mundial. Ese grupo de personas, los Restauracionistas, se enfrentan a los primigenios y sus  lacayos, los Lealistas, en una revolución mientras que los segundos buscan la guerra y acabar con la sublevación contra sus mandatarios tentaculinos.

Cómo se juega

Aquí es cuando vienen las risas. Abres la caja y comienzas a leer el reglamento y te vas dando cuenta de que apenas estás entendiendo nada y que todo parece un batiburrillo de mecánicas sin sentido. Lo único que tienes claro es que hay dos bandos: Lealistas y Restauracionistas.

3Cuando te enfrentas al tablero te dan ganas de salir corriendo porque no te enteras de nada de lo que ahí aparece. Luego ves las cartas iniciales y te das cuenta de que sirven para poner influencia en las cartas, las ciudades, otras cartas que hay fuera del tablero, para comprar más cubos, para moverse, para matar agentes, para ocultar/matar primigenios, para recuperar influencia del limbo… Whatttt!!!???.

En tu turno puedes hacer 2 de 11 acciones (sí a Wallace se le va y ya no tiene remedio) y si te quedan ganas de seguir leyendo ves la importancia de la mecánica de mayorías, ya que todas las cartas/ciudades se reclaman de esa manera, con cubos de influencia y agentes de apoyo a esas mayorías. Vale, eso lo entiendes, aunque te queda la duda de cuándo reclamas esas cartas, que es a principio de turno, como otros juegos de Wallace.

Y ahora te enfrentas a las distintas cartas que pueden aparecer en el juego y que son unas 20 diferentes, alguna de las cuales es única y de otras hay varias copias. Todas esas cartas vienen explicadas pero de aquella manera. Necesitas el reglamento y las FAQ para asegurarte de que estás en lo cierto… o no.

Vale, ya quedan pocas páginas. Ahora lees que hay otras 12 cartas distintas que se ponen fuera del tablero y que tienen un efecto continuo y que según las vas leyendo dices: “Madre mía, esto tiene que romper el juego sí o sí”. Y todo esto gracias a los benditos Kickstarters.

2Coño, pone algo de asesinar rivales, eso puede ser divertido. A ver, se necesita un agente, una carta que permita matar, no sé cuantas cartas con bombas y pone algo de que si un agente de los que interviene en el asesinato es agente doble te fastidias y no puedes hacerlo. El miedo vuelve a apoderarse de ti.

Bueno, ya lo tienes más o menos claro todo y lees que hay 5 maneras de acabar el juego pero ya te da lo mismo y quieres saber cómo se gana. Hombre, por puntos de victoria como tantos euros, menos mal. Pero espera, que dice por ahí no se qué de que si eres el que más puntos tiene pero tu compañero de bando es el que menos entonces pierdes. Pero si no sé quiénes son mis compañeros de equipo, como voy a saber si gano o no gano. Wallace se está riendo en estos momentos mientras acaricia un ornitorrinco.

7Y por si eso fuera poco, los puntos que hasta ahora has conseguido no valen para nada y hay que volver a contarlos de acuerdo a los que te sirvan como miembro de uno u otro bando. Ahora es cuando definitivamente te preguntas por cuánto lo vas a vender en La BSK sin perder demasiado dinero.

Según metes el libreto en la caja te das cuenta de que las fichas de agentes tienen dos caras y que hay unos meeples con la cabeza torcida. Miras a ver que te has olvidado en las reglas y cuando lees que también hay zombies y vampiros y que cada uno de ellos añade una mecánica totalmente distinta al juego ya directamente ni te molestas en venderlo, lo tiras de inmediato a la basura porque no lo van a querer ni en el Cash Converters.

5

Sensaciones

El juego no es para todo el mundo, requiere una explicación larga y con muchas cosas de las que estar pendiente. Los primeros turnos no te enteras de nada y los veteranos hacen acciones con una velocidad endiablada: pongo dos cubitos aquí, muevo a este agente, reclamo esta carta,… Llega tu turno y tienes dos opciones: mirar tus cartas y el tablero de forma alterna durante 10 minutos o hacer lo mismo que hacen los otros pero sin tener ni puñetera idea de por qué.

6Cuando llevas varias partidas te das cuenta de que ese batiburrillo de reglas y mecánicas no es tal y que, extrañamente, el caos funciona a la perfección. Esas cartas que sabes que están rotas definitivamente no destrozan el juego, ese desconocimiento de tus compañeros/rivales se difumina según pasan los turnos, todo fluye a la perfección, cuando pasan según qué cosas todos los jugadores se miran y comienza a funcionar el juego de otra manera que aunque no lo parezca  también tiene sentido.

Entonces ¿por qué todo parece tan confuso de primeras?. Sabemos que las reglas Made in Wallace no van a ir a un museo y que sus testeos a veces parece que los hacen neozelandeses borrachos que también le dan ideas tipo: “No tienes huevos a meter zombis”, “A que no metes también vampiros”,… y así hasta el infinito.

En mi opinión ha sido cuestión de suerte o ha hecho un pacto con Cthulhu o no sé muy bien qué, pero el juego es una maravilla. Cada partida termina con 15 minutos de conversación sobre cómo ha ido la partida y lo que hemos ido pensando según pasaban los turnos porque a veces creíamos que unos eran rivales y al minuto que son del mismo bando. Y casi siempre terminas pensando cuándo va a ser la siguiente partida.

11Pero el juego también tiene peros. A parte de la explicación engorrosa hay cosas que pueden chirriarte como los zombies y los vampiros que parecen un añadido. Los agentes dobles son realmente azarosos y pueden decantar un poco la partida. El tablero es demasiado barroco, de primeras te dan ganas de quemarlo aunque luego te acostumbras, menos a las comunicaciones entre localizaciones que son muy confusas.

También hay cartas que son demasiado buenas, pero todos podemos cogerlas, aunque si nos empeñamos en una guerra con otro rival podemos quedarnos fuera de la partida.

Los finales de partida pueden ser repentinos, pero cuando llevas unas cuantas partidas todos alrededor de la mesa saben que quedan x turnos sí o sí. Y las partidas pueden durar 30 minutos o 2 horas.

4El reglamento no ayuda y la falta de claridad de muchas de las cartas hacen que hasta los anarquistas más curtidos tengan que mirar las FAQ y aún así sabes que casi seguro hay algo que estás haciendo mal, pero ¿a quién le importa?

Encima hay dos losetas de agentes erróneas, vienen intercambiadas en su parte trasera y podrían hacer el juego injugable en el hipotético caso de que aparezcan esos dos agentes, que haya vampiros y que uno se convierta y el otro no. Pero no es problema, Wallace ha metido dos copias de esas losetas en la versión deluxe del Onward To Venus… cosas de Wallace xDDDD

13Ah, que no se me olvide, si veis que dentro de la caja no está el póster que se prometía en el Kickstarter no os preocupéis, en su web hay un enlace a la imagen en alta calidad para que lo imprimas tú ya si eso.  Y a pesar de todo seguimos adorando a este señor.

Conclusiones

A Study in Emerald es un euro con una interacción brutal y tan temático como pueda serlo cualquier juego de FFG. Es el mejor juego de Wallace de los últimos años con toda seguridad y para mucha gente, entre los que me incluyo, es su mejor juego (Top 3 de siempre para este humilde servidor).

El juego tiene sus detractores y sus fans, lo que está claro es que no deja indiferente ya sea porque es de Wallace, por estar basado en una historia de Gaiman, por Sherlock, por Lovecraft o aunque sea por los zombis.

1

La rejugabilidad es enorme. Hay cartas que no salen en cada partida y de las que están en juego no van a verse todas. Los agentes dobles, las cartas permanentes, la posibilidad o no de que salgan los vampiros, que pueda haber un número distinto de miembros de cada bando,… Yo de momento no me he topado con dos partidas similares.

El mayor problema de este juego es que quieras tenerlo y no puedas porque es imposible encontrarlo y si lo haces será a un precio prohibitivo. La futura edición va a ser un juego basado en este y que se va a parecer lo justo pero va a ser otro juego. Quizás un juego más engrasado, que entre mejor al público, lo que queráis contarme, pero otro juego.

En mi caso, un compañero de La BSK me lo cambio por un Eldritch Horror precintado sin importarle el valor que pudiera tener el juego, a él no le convencía y quería tener el otro. Incluso le ofrecieron mejores cosas pero me mantuvo la palabra y yo tan contento por tenerlo. La pena es que yo no voy a poder sacarle mucho dinero cuando quiera venderlo porque ya tiene lo menos 20 partidas pero total, eso no va a ocurrir nunca.

“No firmaré como Vernet, y, hasta que acabe la cacería y se restaure el mundo, le ruego que, sencillamente, piense en mí como

Rache”

Jesús Gómez

Sobre Jesús Gómez

Jesús Gómez Ha escrito 6 post en este blog.

7 pensamientos sobre “A Study in Emerald”

  1. “Wallace se está riendo en estos momentos mientras acaricia un ornitorrinco”

    Así dicen en ese gran juego Zoopelin, “nunca te fíes de un ornitorrinco” :) :)

    Gran reseña para un juego que realmente la merece. Podría poner peros, pero no serían diferentes a los que ya las puesto.

    En cuanto tenga yo mi copia de la segunda edición podremos hacer una comparativa ;)

  2. Tú sí que estás roto, lo que pasa es que te da envidia que no te lo puedes comprar y te quitas las penas haciendo Kickstarters que no sabrás ni cuántos tienes jajaja.

    ¿Has llegado a jugarlo?. Lochi tiene mas criterio aunque también tiene lo suyo con las granjas pero más o menos mola un poco xDDD

    1. Guau, al menos has dicho que molo :D

      allaro, para la próxima ya sabes, menos fiarte por tu instinto y más comprar a lo loco :P

  3. Muy buena reseña Trikis, leyendo se da uno cuenta de que cuanto te apasiona este juego.
    El destino no ha querido que tuviera una copia, cuando salió lo tuve en la mano en La Comarca pero como todo el mundo hablaba mal de él no me fié de mi instinto en ese momento y lo dejé pasar. Luego un tipo lo quería cambiar en labsk por un juego que estaba criando polvo en mi estantería, pero algún melón se me adelantó por unos minutos. Que se le va a hacer.

  4. Después de leer la reseña tengo aún más ganas de probarlo. Llegará ese momento algún día?

    1. Pues no será por veces que lo he llevado xDDD

      Propón partida, busca a otros 3 valientes que sepan apreciar lo bueno y le damos.

Los comentarios están cerrados.